Desde Restaurante Casanova nos gusta respetar el producto, trabajar con las materias primas de los productores y agricultores que nos rodean.

Somos personas de tradiciones, vivimos con pasión todo lo que hacemos.

Trabajamos la cocina teniendo en cuenta las cuatro estaciones de año para así poder sacar más partido a los productos que se cosechan en cada estación.

Nos gusta la cocina de vanguardia pero sin excesos, redescubriendo como se elaboraban algunos platos de nuestros antepasados y así poder mantener la calidad del producto en su más alto grado de exigencia para el comensal.

A veces hacemos un guiño a otros productos y platos que se elaboran fuera de nuestras fronteras, eso nos sirve en cierta manera para fomentar otras formas de hacer cocina y de aportar sabores nuevos al paladar.